El 1ro de julio del 2016 comenzará a regir la enmienda al Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (Solas) que impone que los embarcadores deben verificar la masa bruta de un contenedor y expedir una declaración de Verificación de Masa Bruta (VGM), antes de que el contenedor pueda ser cargado en un buque.

El capitán del buque y el operador del terminal tienen el deber de no embarcar contenedores sin certificar en el buque, por lo tanto el cumplimiento es una responsabilidad compartida, por lo que sugiere que la comunicación entre las diferentes partes involucradas es fundamental – tanto para resolver los diversos y difíciles problemas que existen en este período previo al 1 de julio, y después de ello, para garantizar que los datos de pesaje fluyan a través del sistema de la forma debida. > Leer más <